Imagen e indentidad digital: Do not trust profile pictures

with 2 comments

Las imágenes no son solo imágenes. Son también un espejo en el que nos miramos y a partir del cual construimos nuestra identidad. Por eso, como los replicantes de Blade Runner, pasamos la vida atesorándolas, pegándolas en álbumes y haciendo copias de seguridad en nuestros discos duros. Sabemos que dependemos de ellas.

El estallido de redes sociales, blogs y demás cacharreria 2.0, ha aportado cierta novedad en este sentido. Ahora, además de gestionar nuestra identidad física, debemos construir con esmero nuestra identidad digital. Y así, casi de un día para otro, quienes frecuentamos estos medios hemos ido improvisando imágenes capaces de (re)presentarnos en la Red, sin exponer demasiado nuestra preciada intimidad.

Como era de esperar, tan pronto como se ha evidenciado esta necesidad, han comenzado a proliferar voluntarios dispuestos a guiarnos por este intrincado territorio. Desde especialistas en marketing que nos explican como construir nuestra “marca personal”, a fabricantes como Samsung, que nos tientan con la posibilidad de conseguir avatares seductores sin más que presionar un botón. Incluso, ya podemos encontrar algunas guías visuales, como la infografia que abre este post, que más allá de la construcción de nuestra propia imagen digital, nos desvelan las claves para interpretar la de esos queridos desconocidos que nos aguardan al otro lado de la pantalla. Un mundo en el que yo me llamo Muack y tengo un AK-47.

Me puso en la pista Natalia.

Written by Angel

octubre 30th, 2010 at 12:45 am

2 respuestas a “Imagen e indentidad digital: Do not trust profile pictures”

  1. Con lo complicado que es gestionar la identidad propia, así en general, para añadirse otra digital… Como insinúa el gladiador de uno de tus links, verdaderamente internet es una especie de conciencia omnipresente y omnipotente… En fin, ¡que viva el anonimato, ya sea con un AK47 o con un maniquí!

  2. Muack dice:

    Completamente de acuerdo… Cada vez que veo la alegría con que la gente publica sus imágenes en FB y demás, me da repelús. No lo entiendo.

Deja un comentario