IKEA Furniture Art

with 2 comments

A mediados de los 90, el arte emergente se llenó de sillas. En realidad, también había sillones, vitrinas, estanterías… Sin embargo, la reina absoluta de aquella eclosión mobiliaria fue, sin duda, la silla. Para que os hagáis una idea, donde hoy encontramos verborrea postestructuralista y pseudosituacionismo, entonces había sillas.

En favor de aquel montón de sillas, hay que decir que aquellos muebles pronto se revelaron como una excusa eficaz para la creación. En seguida se convirtieron en una especie de subgénero, que a través de sus convenciones permitía distinguir el grano de la paja y el talento de la mediocridad. Y así, de entre los muebles viejos, surgieron piezas maravillosas, como las que en aquel entonces hacían Alicia Martín o Pello Irazu.

Ahora, cuando a los artistas ya no les interesan las sillas, IKEA ha lanzado en Alemania una campaña que, en cierto modo, evoca aquellas piezas. Una caricatura bastante más aguda que las parejitas y los niños revoltosos que pueblan la publicidad de IKEA en España y que nos ayuda a relativizar las modas, modos y teorías que convierten al arte en parodia de si mismo.

Written by Angel

diciembre 15th, 2010 at 8:55 pm

2 respuestas a “IKEA Furniture Art”

  1. Qué bueno… Definitivamente demasiado arty para nuestros ojos y oídos. Eso sí, yo me rindo ante la publi patria de Ikea. No te digo que no vayan a tocar teclas fáciles pero hacerlo con talento también tiene su mérito…

  2. Muack dice:

    Yo es que con IKEA tengo una fobia en toda regla y lo mismo estoy un poco condicionado… eso si, reconozco que nosotros, y nuestra publi, somos mucho más cariñosos y entrañables que los alemanes estos, que parecen de hielo! ;)

Deja un comentario