YouTube Trends Map o el espíritu de la Nouvelle Vague

without comments

YouTube acaba de lanzar YouTube Trends Map, una herramienta de análisis que permite visualizar los vídeos más vistos y compartidos en distintas regiones de Estados Unidos, a lo largo de las últimas 24 horas. La herramienta, que complementa a YouTube Dashboard, permite filtrar la información a partir del género y edad de los usuarios, así como en función de si los vídeos han sido vistos o compartidos.

Un simple vistazo a YouTube Trends Map pone de manifiesto algunas cuestiones, no por previsibles, menos interesantes:

  • Muy pocos vídeos acaparan el mayor número de visitas e intercambios. YouTube, como cualquier otra red compleja, posee una estructura asimétrica y muy jerarquizada, con una inmensa mayoría de nodos (en este caso, vídeos) sin apenas conexiones, en contraste con unos pocos nodos hiperconectados.
  • Los vídeos más populares se repiten, sin que existan apenas diferencias en función del género, edad o ubicación de los usuarios. El carácter centralizado de YouTube lo convierten en una red muy homogénea y bastante aburrida. Sólo durante los fines de semana se observa un poco más de diversidad.
  • En general, los vídeos más populares son horribles.

Imagino que poder comprobar visualmente que YouTube es una red bastante monótona, utilizada esencialmente para ver vídeos de gatos, accidentes y frikadas, hará las delicias de Morozov, Keen y tantos supuestos ciberrealistas que, como ellos, llevan años clamando acerca de la banalidad de la Red. Sin embargo, tal vez las cosas sean un poco más complejas. O, en realidad, tal vez sean mucho más simples.

Trataré de explicarme. Hace unos meses, Natalia Liquiñano abría un espléndido trabajo universitario acerca de YouTube, con la siguiente cita de Truffaut:

La película del mañana la intuyo más personal incluso que una novela autobiográfica. Como una confesión o como un diario íntimo. Los jóvenes cineastas se expresarán en primera persona y nos contarán cuanto les ha pasado: podrá ser la historia de su primer amor o del más reciente, su toma de postura política, una crónica de viaje, una enfermedad, un servicio militar, su boda, las pasadas vacaciones, y eso gustará porque será algo verdadero y nuevo… La película del mañana será un acto de amor.

François Truffaut. ‘Arts’, número 169, mayo 1957

Como señalaba Natalia en su trabajo, YouTube es, sin lugar a dudas, el reflejo más preciso de ese cine del futuro. Un cine primario y torpe, pero cargado de verdad. Un cine que no precisa casi nada. Que no es casi nada. Un cine radicalmente banal, como un acto de amor.

Written by Angel

mayo 18th, 2013 at 8:35 pm

Deja un comentario